.

HABLAN LOS PRESIDENTES.
José Luis González Álvarez.
sacado del libro Aluex 10 Aniversario

 Tercer Presidente de ALUEX.

-- Ud. entró como Presidente de ALUEX en el curso 2007; ¿Como encontró la Asociación?
-- La Asociación se encontraba en plena eclosión con las inquietudes inherentes lógicas.
Como dato objetivo debo apuntar que la votación arrojó el resultado de máxima participación (100 socios con un 100% de aprobación). Me presenté a la elección animado por socios y socias que me lo propusieron en varias ocasiones.
ALUEX necesitaba un empuje por su manifiesto crecimiento y por tanto la consiguiente necesidad de establecer algunas pautas que hicieran más eficaz el trabajo que se estaba haciendo.

-- ¿Que destacaría de su época de Presidente?
-- Conté con la colaboración desinteresada de un equipo de personas que, aunque a la hora de estudiar los problemas se suscitaban discrepancias, siempre llegamos a acuerdos que entendíamos favorecían a la Asociación. Para ello se confeccionó el primer organigrama y se establecieron responsabilidades. El organigrama estaba estructurado con un presidente, vicepresidente, secretario, tesorero y vocales responsables de las distintas áreas de actividades.
-- ¿Recuerda alguna actividad especial durante su presidencia?
-- Personalmente me interesé de forma especial por potenciar el coro dado que entendí que era el mejor estandarte para ayudar a darnos a conocer. Propuse que se identificaran los componentes con algún distintivo y al final optamos por la indumentaria actual que personalmente me encargué de que se confeccionara.
-- ¿Alguna innovación que recuerde de esos años?
-- Instauré la actual forma de la Asamblea anual en la que se da a conocer a los socios la programación para el curso siguiente. Aquel año, tal vez por la novedad, el aforo de la CCM se llenó por completo e incluso se utilizaron los pasillos para acomodar a los asistentes.
También inicié la informatización de la gestión administrativa, en la idea de simplificar el cada vez mayor trabajo que suponía ante la incorporación de nuevos socios, (llegamos a superar los 500 socios). Pretendí agilizar con ello el enorme trabajo que suponía el envío de correspondencia.
Los diversos socios que se hicieron cargo de la tesorería dejaron la gestión por diversos motivos. Propuse y fue aceptada, la externalización de la gestión administrativa/contable que nos permitía a la vez disponer de los balances para presentarlos en las Asambleas. Se optó por una gestoría que nos facturaba mensualmente una cantidad que entendimos como aceptable. Se estableció un día para atender a los socios y decidimos que fuera el jueves de 11 a 13 horas.
Instauré la web (www.aluex.es) para facilitar el acceso a la información a los socios y a los Organismos Oficiales a la vez que, en mi opinión, fortalecía la imagen de ALUEX. En dicha web figuraban todas las actividades, cursos e historia de ALUEX.
Se adquirieron dos armarios expositores con el fin de guardar los regalos que recibía el Coro.

-- El cobro de las cuotas a los socios, ¿fue uno de los problemas de su mandato?
-- El cobro de las cuotas de los socios siempre ha generado inconvenientes sobre todo administrativos. Acordamos, ante lo reiterado de este problema, avisar mediante escrito de que causarían baja aquellos que no estuvieran al corriente de pago durante los dos últimos ejercicios. Y así se hizo, causando baja por tal motivo y en aquel momento 130 socios.
Es necesario conocer con cuantos socios podíamos contar para preparar los presupuestos con cierta fiabilidad.

-- La Junta Directiva que le acompañó, ¿le apoyó en todo momento?
-- En general el apoyo que recibí fue muy bueno.
-- El apoyo económico de subvenciones y entidades les fue de gran ayuda, ¿supuso algún problema?
-- Dado que las subvenciones cada año eran menores e incluso algunas entidades las cancelaban, propuse reconsiderar la financiación dado que, a mi modo de ver, la continuidad de la Asociación sólo se podría "garantizar" con aportaciones de los socios. Para ello realicé un estudio de viabilidad y el resultado implicaba incrementar la cuota anual. Estábamos colaborando con 15€ /año y el estudio indicaba que para mantener las actividades de aquel momento habría que establecer una cuota en el entorno a los 60€/año. Esta propuesta pareció excesiva y se optó por incrementar las cuotas de las actividades con el fin de que cada una se autofinanciara. Se acordó rebajar la cantidad que se abonaba a los conferenciantes. También se acordó que los componentes del coro colaboraran con una cuota anual, dado que se entendía que era una actividad sujeta a las mismas condiciones que el resto de actividades. Al final y después de los ajustes realizados, se estableció la cuota de 30€/año/socio.
-- Los cursos y actividades, obra de toda la Junta, ¿fueron de su satisfacción?.
-- Las actividades y cursos respondían a las expectativas y demandas de los socios si bien, en mi opinión, algunas no se justificaban dada la escasa afluencia de participantes. Siempre manifesté que hubiera sido más rentable, prescindir de aquellos de escasa demanda y potenciar aquellos que nos proyectaran más. Nuestro programa de conferencias es el máximo exponente y que más potencia la imagen de la Asociación siempre apoyé la idea de tratarlo con el mayor apoyo y acierto.
-- ¿Quiere recordar algo o a alguien en especial?
-- He de destacar el apoyo que me brindaron quienes estaban trabajando en la Asociación, pero de manera especial a la Presidenta Fundadora Pilar Moreno. También mi agradecimiento por su apoyo y colaboración a Samuel García Monseco, Francisco Cárceles, Santiago González Meneses, Pilar Cuesta, Julia Flores, Llanos Ruano, Adolfo Alemany y María Cuellar, quien fue mi antecesora en la Presidencia. La colaboración de Juana Parra Puebla (directora de la UEX) y de Juan Manuel de la Cruz (director de la Biblioteca Pública), fue de gran ayuda a lo largo del periodo en el que fui Presidente.
-- ¿Que desea para los próximos años?
-- Que los responsables de llevar el timón no desfallezcan ante la cada día mayor competencia por la creciente oferta de este tipo de actividades. En Albacete la oferta supera con creces la demanda y es necesario "depurar" para mejorar lo actual potenciando lo que de verdad mejora la imagen a la vez que produce más satisfacción entre los socios. El Consejo Asesor siempre puede aportar iniciativas e ideas válidas y, si es necesario introducir nuevos miembros o sustituir algunos.

Volver